CERO ABSOLUTO: SUPERFLUID

Superfluid, la segunda parte del proyecto site-specific para la sala Boiler Room con motivo de la anterior inauguración.

En esta ocasión indago en el fenómeno de lo líquido superfluido, como un estado de la materia en el que las partículas, bajo condiciones extremadamente bajas de temperatura, pierden su identidad individual y pasan a comportarse de forma conjunta, de modo tal que no generan turbulencias al colisionar contra un objeto y por tanto no sufren ningún tipo de pérdida o turbulencia gracias a la nula presencia de viscosidad. Este tipo de comportamiento —más cercano a los principios de la mecánica cuántica que de la física clásica— deduce el quinto estado de la materia o condensado de Bose-Einstein (CBE), y es lo que explica que un líquido pueda atravesar un sólido o subir una pared.
A partir del estudio de estos fenómenos, el artista ha construido una instalación interactiva en la que una estructura de hierro soporta una hilera de tubos de luz LED, que se activa tras detectar la presencia del espectador en la sala generando un movimiento continuo en el que los tubos actúan de forma sincronizada. La experiencia visual estaría cercana a la que se tendría si pudiésemos observar este macroscópico comportamiento de la luz según las leyes de la mecánica cuántica.
El artista ha forzado a la luz a comportarse como un líquido cuántico alrededor de un obstáculo, creando una especie de caos —caos en tanto que virtualidad— en la que el pulso de luz se mueve colectivamente espoleando al público bajo la hipnosis de la cinemática incorporada.

superfluid_garciavalles
superfluid_garciavalles
superfluid_garciavalles
superfluid_garciavalles